sábado, 23 de octubre de 2010

El dinero, como siempre, por el medio

En octubre pasado en Sevilla se reunieron dos grupos de personas. Uno para defender y promover el aborto y otro para mostrar su oposición al mismo. Sin pretender hacer un análisis exhaustivo de un tema tan importante, solo voy a comentar un aspecto, como se podría hacer en una película de detectives: ¿Qué ganan unos y otros en la defensa de sus posturas? ¿Cuál es móvil?
El ser humano puede tener, incluso esconder cualquier tipo de intereses y es posible que a mi se me escapen los del grupo de los que creen que el aborto no es solución. Su postura requiere un alto compromiso en futurible: un apoyo económico y de todo tipo a la mujer y a la familia como institución, un apoyo a los niños que vengan con o sin problemas, una priorización del dinero para proveer por esas necesidades y no ocuparlo en otras.
En la actualidad, las personas (porque todo al final se hace por personas concretas) que tienen negocios de abortos ganan mucho dinero. Dicen defender a la mujer, el progresismo social y la libertad, todos conceptos genéricos. Habría que pulsar la opinión de la mayoría de las mujeres que han sido "ayudadas" por ellos para conocer verdaderamente los resultados de su obra. Mientras, recojo unos datos sobre la ganancia económica:

-En 2008 el número de abortos legales consumados en España fue de 115.812 casos. Solamente el 0,001% de los casos fue por violación.
-El coste medio de un aborto es de 450€ (sin contar las múltiples complicaciones posteriores).
-Según estos datos el gasto en abortos de solamente las españolas es de más de 52 millones de euros, más de 8500 millones de las antiguas pesetas.

videoEn España su Gobierno no solo ha legalizado la práctica del aborto, sino que ha tomado postura a favor de los que tienen hoy negocios con el aborto. Utilizando además, de un viejo truco de la propaganda totalitaria: cambiar la realidad cambiando el lenguaje. La ley a la que se acogen quienes hacen dinero con el aborto en España se denomina "Ley para la salud sexual y reproductiva".
Todo esto en un país en el que se está dicendo que no hay suficiente natalidad para sostener el sistema de pensiones y de servicios públicos. ¿Por qué estas contradicciones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats