martes, 31 de marzo de 2009

Muchas gracias por premio

Desde aquí debo agradecer al prestigioso blog http://www.elfiloloco.blogspot.com/ la concesión del Premio Blog Hispania al Amor a España con que me honra.

Desde mi irrenunciable amor a mis orígenes gallegos, España es perfectamente compatible con ellos. Algunos nacionalistas quieren afirmar su tierra a base de odiar y perjudicar a España. Construir con el odio no lleva a nada bueno. Contra ese tipo de nacionalismos excluyentes y agresivos estoy. Por tanto, ser gallego y español son para mi identidades propias y queridas. De hecho, ahora ya la mayor parte de mi vida la he vivido fuera de Galicia (Salamanca, Madrid) y no tengo más que gratitud a esas tierras y sus gentes, que me han dado formación, empleo, pan y son la tierra donde nacieron mis hijos. ¡Qué más se puede pedir!


Las condiciones para aceptar el premio son las siguientes:1.- Poner la imagen del premio en un lateral del blog.2.- Conceder y comunicar el premio al menos a otros tres blogs que destaquen por su amor a España. Estos premios se pueden acumular, es decir, pueden ser concedidos a alguien que los haya recibido ya.3.- Indicar qué blog le ha concedido el premio.4.- Enlazar con Red Hispania (opcional).Todo aquel al que se le conceda el premio tendrá derecho a escribir también en Red Hispania. Bastará con que el premiado acepte el premio, cumpliendo con las normas establecidas, y escriba a blogosferahispanica@gmail.com, comunicando quién se lo ha dado. Red Hispania pasará a enviarle por correo el permiso de escritura a la dirección email que el premiado indique.


Y por el poder otorgado, concedo así mismo el Premio Red Hispania al Amor a España a los siguientes blogs:


http://joselop44.blogspot.com/
http://www.bartolomeborrego.com/
http://elfiloloco.blogspot.com/

domingo, 29 de marzo de 2009

Coincidencias

Después de escribir la entrada anterior, me encuentro tres artículos en la página web de El Manifiesto (http://www.elmanifiesto.com/, la cual humildemente recomiendo) que, me parece, inciden, con mayor altura analítica que yo, claro está, en el mismo tema: la identidad de Occidente y su proceso de auto-destrucción interna. Al menos, veo que no soy el único al que éste le parece un problema de primer orden.


Hablando de valores antiguos y "modernos" me he vuelto a topar con el tema ayer. Por la tarde disfruté de poder ver con mi hijo de 13 años "Solo ante el peligro". Yo la había visto con parecida edad a la suya en un ciclo memorable de películas del oeste que emitió TVE por los setenta. Pasada la primera hora de película me preguntó el chico: "¿Quién es Gary Cooper?". Le conté que era un símbolo del héroe en la época en que se filmaron sus películas, que era conocidísimo para todos. Luego le menté a Rambo por contraposición, pero manifestó no sentirse identificado (hasta en eso parece que no estoy muy al día). Y al preguntarle yo qué héroes tenían hoy los jóvenes me dijo: "ninguno". En la película, en un momento determinado, frente a un personaje más bien macarra, una mejicana le dice algo así a éste: "él es un hombre, tú no".


A pesar de todo, me contestó que le había gustado la peli: "nos gustan (a los de mi edad) las pelis de intriga y acción". Luego me enteré de que realmente sí había captado los mensajes de fondo. Ya me doy por satisfecho con solo que haya consentido terminar una película antigua y en blanco y negro y recomendada por su viejo.


Compañeras/os de mi trabajo se chotean de mis gustos con respecto al cine antiguo. Efectivamente no se hacen ese tipo de películas. "Solo ante el peligro" es antigua, entre otras cosas trata sobre el sentido del deber y de la fidelidad a la propia conciencia. No creo que sea un tema muy atractivo hoy para llevarlo al cine. No hay hoy modelos o virtudes a emular. Aunque la respuesta social de los conciudadanos del sheriff (Gary Cooper) propone diferentes perfiles que confluyen en una actuación común: la falta de compromiso con los valores de la sociedad en la que viven. Algo que sí ya podría ser más actual. Esperar a saber quién es el que gana. Y como dice Alfonso Rojo, se verá cuantos millardos están dispuestos a salir corriendo en auxilio del vencedor.


La cuestión es valorar si esa manera de desentenderse de la defensa de los valores sociales, como respuesta cómoda, no terminará pasando factura a aquellos que han calculado que menos costoso es no mojarse.


Mientras, veo que se gastan fondos públicos en varios municipios para erigir obeliscos, en exaltación de no sé cual Baal. Algunos dicen que la masonería anda por medio.


Tal como van las cosas, no se me ocurre causa humana que pare esta deriva individualista, relativista, hedonista y escéptica. Solo la Gracia de Dios. Escándalo para unos, necedad para muchos. Quizá haya algunas señales esperanzadoras. Por ejemplo, la gente que hoy salió a la calle en defensa de la vida y contra el proyecto Zapatero de aborto.

lunes, 23 de marzo de 2009

Santiago es real, aunque algunos lo duden

Este fin de semana volvía a escuchar el discurso del escéptico occidental que quiere desmontar veinte siglos de historia calificando de poco menos que superchería gran parte del producto cultural de la propia sociedad occidental gracias a la cual vive como en ninguna otra cultura. Y sobretodo tirando a degüello cuando se trate de algo que roce con lo espiritual, lo religioso, la transmisión de tradiciones, lo cultual. Y si es de la Iglesia Católica en la que sus padres quisieron educarle porque creían que esa era la mejor herencia que le podían dar, con más ahinco. Aunque es verdad que no siempre hay que estar de acuerdo en todo con los padres. Y a pesar de que en no pocas ocasiones, gracias a esas tan discutidas interpretaciones de la recta conducta o del fin último, han podido llegar a ser cosas y personas, por el sacrificio, y la obediencia, por que no decirlo, de los antecesores.
Parece que todas las armas críticas del empirismo y el escepticismo de las ciencias duras (por otra parte desarrolladas en el marco cultural que se pretende juzgar sin piedad) fuesen medios de provocación o de ridiculización hacia algún oyente poco informado, ingenuo o simplemente poco grato al siempre presto objetor de la pura razón. Ese oyente, entre otros quizá, me temo que era yo.
Aunque al final los argumentos racionalistas siempre suelen terminar con un juicio sumarísimo a la barbarie doctrinal de tal o cual fulano, o a la falta de coherencia vital de los fieles fideístas. De nada vale decir aquello de Pablo: "tesoro llevado en vasijas de barro".
Uno de los ejemplos que se esgrimía provocativamente fue la afirmación de que quien estaba enterrado en Santiago era Prisciliano y todo el mundo informado lo reconocía.
Este fin de semana estuve en mi pueblo, en Santiago. He vuelto a pasear por sus calles, sus edificios, sus iglesias. Y no me pareció que formasen parte de una gran mascarada, de una gran representación teatral. Santiago no me pareció de cartón-piedra. Sino todo lo contrario, me pareció, aún hoy, un lugar en el que una gran corriente cultural confluye, una manera de vivir que ha sido determinante en la historia de Europa y, por extensión, de los territorios por ella colonizados. Para bien y, también a veces para mal. Y son historias de millones de personas que han transitado por la vida, al menos algunas, desde el plano espiritual. Economía sí, a veces mezquindad, pero no menos voluntad de sentido más allá de la apariencia.
Yo no sé de quien son los restos encerrados en una urna en la catedral de Santiago. Pero no tengo duda de la importancia capital del pescador galileo para la historia de mi pueblo, para la historia de Europa y de muchas personas que han vivido y viven en el mundo. Con sus luces y sus sombras. No me siento con capacidad para condenar veinte siglos de historia.
Me da a mi que esta civilización o algunos de sus integrantes, quieren dañarse a si mismos. Porque ¿hacia dónde quieren ir? El hombre se ha querido salvar por si mismo con el socialismo y ahora el capitalismo está abocado, al menos, a una reformulación no leve.
¿Cuál es la alternativa que proponen?
A pesar del mercantilismo que todo lo invade, me gusta que la catedral siga siendo fundamentalmente, no un museo, sino un lugar vivo, de encuentro. Casa abierta y con una voz por megafonía que recuerda de vez en cuando que es lugar de oración y de conversión.

miércoles, 18 de marzo de 2009

La vocación política es mucha vocación

Hoy he visto media docena de personas esperando a que se cerrase el DIA (supermercado del barrio), supongo que para recoger los alimentos desechados.
Parece ser que ya hay un millón de parados que no cobran el subsidio de desempleo.
¿No dicen los políticos que su vocación es EL SERVICIO a sus conciudadanos?
Entonces deberían de estar encantados de cobrar como los curas, por ejemplo.
Qué curioso que no haya vocaciones sacerdotales, pero sí miles de vocaciones políticas.

lunes, 16 de marzo de 2009

"Algo más grande que todos nosotros"

Ha llegado a mi correo este mensaje del actor mejicano Eduardo Verástegui que ha realizado la película "Bella". Cine comprometido después de una conversión personal. Quiero ser un grano de arena más en la transmisión de lo que dice. Su testimonio está ampliamente recogido en google poniendo solo su nombre.
Querido amigo:
Hace ya algún tiempo estrenamos en España la película "Bella". Y fue un gran éxito. Entonces, agradecido, escribí esto:
«Estoy entusiasmado y abrumado al mismo tiempo por el apoyo que hemos recibido durante los últimos meses. Desde el mismo momento en que Bella se presentó en los cines Palafox de Madrid el pasado mes de mayo hasta esta misma semana en que la película se estrenó en los cines, son innumerables los emails y llamadas de personas nos dieron su apoyo y aportaron su semilla para que “Bella” creciese en España.
Encontrar a las personas que creyesen en nuestro proyecto y financiasen “Bella” fue el primer milagro; Ganar el Festival de Cine de Toronto fue el segundo, su estreno en Estados Unidos fue el tercer y más grande milagro, pero lo que más me ha conmovido y llegado en todas estas semanas ha sido el tener la oportunidad de viajar por todo el país, La Madre Patria, conocer la satisfacción de todos ustedes y comprobar su apoyo durante esta primera semana. ¡Ha sido para mí una enorme alegría!
Tenemos cientos de teatros pre-vendidos y muchos seguidores están comprando 100 entradas entre varias familia para apoyar nuestra película y su mensaje.
Quiero que sepan cuánto les estoy agradecido, y espero que cuando usted llegue este viernes al cine y se siente en su butaca sepa que está formando parte de un milagro en acción.
Esta hermosa película fue creada por algo más grande que todos nosotros, y nunca olvidaré la pasión, el apoyo y la vida de todas esas personas a las que Bella ha inspirado.»
Hoy, vuelvo a escribir unas líneas para decirle que desde hace algunas semanas está a la venta en España el DVD de la película. Y, nuevamente, la acogida que hemos encontrado ha sido fantástica.
Pero queremos llegar a más gente. Así que, si usted puede caminar conmigo, ayudando a difundir el mensaje de "Bella" para que alcance a tocar el corazón de mucha gente, le estaré eternamente agradecido. Cada DVD vendido, cada DVD visto, puede ser una oportunidad para que un ser humano como yo, como usted, viva.
Cada mensaje de correo electrónico que envíe o blog en el que escriba, tiene un tremendo impacto. Como todos trabajamos juntos están sucediendo cosas asombrosas.
Dios los bendiga.
Puede encargar una copia de la película en Internet, a un precio especial, en:
http://www.criteriaclub.com/bella-alejandro-monteverde-o.ho.html
Si lo prefiere, puede comprar la película por teléfono llamando al 902 50 80 10.
También podrá encontrar copias del DVD en El Corte Inglés, FNAC, VIPS, Librerías Troa, Videoclubs y otras librerías.
Por otra parte, dentro del programa de actividades que estamos promoviendo los voluntarios de Derecho a Vivir para la "Semana de la Vida" (
ver eventos programados), ¿por qué no organizas una proyección privada y/o un videofórum sobre "Bella"? Si hace el pedido ahora, lo recibirá por mensajero en dos días.
Muchas gracias por todo lo que hace en defensa de la vida.
Un saludo,
Eduardo Verástegui

lunes, 9 de marzo de 2009

¿Cómo educamos a nuestros hijos?¿Qué futuro queremos darles?

Ha llegado a mi conocimiento con retraso (en octubre de 2008 ya lo publicó Periodistadigital.com), una conferencia del juez de menores Emilio Calatayud. Un monumento al sentido común sin concesiones. Por coincidencia casual hace unos pocos días acabo de conocer una grave situación en un adolescente cercano a mi entorno, cuya causa es un problema de educación aún estando en la capa social más favorecida. Aparentemente de difícil solución por tratarse quizá de una deficiente interiorización de valores.

Mientras el discurso de la casta política y supuestamente intelectual dicta lo "políticamente correcto" y hace posible noticias como la condena de cárcel y separación del hijo, a una madre que le dio una bofetada; o la posibilidad de que una niña de 16 años pueda abortar sin el permiso paterno, aunque sarcásticamente éste sea requerido para que pueda visitar un museo con sus compañeros de clase. Mientras esta demagogia hipócrita que busca la desaparición de los pocos referentes que quedan en la sociedad (entre ellos, la centralidad de la familia y los padres en la educación de los hijos) caracteriza el discurso de algunos técnicos, "intelectuales" y la mayoría de legisladores y gestores de la educación, la vida real, la de todos los días, nos inunda con sucesos tremendos, concretos, cercanos, que confirman las nefastas consecuencias de tales enfoques ahora reinantes. La hipocresía y desparpajo con la que los gestores y supuestos defensores, por ejemplo, de la educación pública, llevan a sus hijos a centros privados, o a centros en los que se enseña saltándose los decretos de imposición lingüística que ellos imponen a otros. Como siempre la aplicación de la ley del embudo para la casta parasitaria.

Es un momento social difícil para los chicos que se están formando y para los padres que pretenden educar con sus valores a sus hijos. Es navegar contra corriente, contra el clima social preponderante. Así por ejemplo, independientemente de que se esté o no de acuerdo con ellos, lo evidente en el caso de los padres objetores a Educación para la ciudadanía, es que se buscan más problemas que si no objetaran.

Quizá todo ésto no es más que un rollo. Lo único que pretendía con esta entrada era dar a conocer esta lección de sentido común de este juez. De quién no se podrá decir que no conoce de primera mano las consecuencias de la educación y socialización que esta sociedad da a sus niños y jóvenes. Por si alguien no lo había podido oir y lo puede hacer por esta pequeña vía. Porque los cambios sociales no son posibles si antes no se producen en las personas. Y el asunto de la educación es probablemente el elemento clave de sustento y desarrollo o de desmoronamiento de cualquier sociedad.

video


video

video

¿Qué bonito es el fútbol! No sus mercaderes

martes 27 de enero de 2009
Hasta que tuve 20 años mi casi único universo era el fútbol. Era mi vida y mi ilusión. Jugaba cuando podía, a cualquier hora, de cualquier manera. Veía cualquier partido, de niños en descampados, porque ir a Riazor, cuando se podía, solo se podía cada quince días. Ahora no puedo oir ni ver los programas deportivos. Me dan vergüenza ajena. Lo han convertido en puro cotilleo, ahora sí, en opio del pueblo. Y también expropiado por el dios DINERO que todo lo ensucia.
El domingo pasado vi un partido completo. Hacía tiempo que no lo veía. A pesar de todo me sigue gustando lo que es el puro juego (no lo que está a su alrededor). Había 22 hombres de pantalón corto. Multimillonarios mediocres en su oficio. Había uno distinto. Una docena de toques. Puro caviar. Lo que hace al fútbol algo especial. Como a otros (no muchos) les ha pasado, pronto nadie se acordará de él. Valerón.
Entre mis conocimientos inútiles está la última alineación de Deportivo en Primera División en los años setenta. Mi homenaje a otros olvidados: Joanet, Belló, Luis, Cholo, Sertucha, Domínguez, Cortés, Loureda, Beci, Cervera y Juanito (Martínez).

lunes, 2 de marzo de 2009

El que se cree distinto y especial no es más que un paleto

Los partidos políticos no son un fin en si mismos, ni siquiera el Estado es un fin en si mismo. Son instrumentos para favorecer la libertad y el progreso del ser humano. Y al ser humano concreto, con nombres y apellidos. Su omnipotencia es la esclavitud del individuo. Y pueden ser usados por las castas dirigentes para lucrarse de los bienes públicos. Por eso es necesaria su legitimidad de origen, pero también de ejercicio. Por eso es imprescindible que el poder tenga límites.
Veo como estos días comienzan a florecer las mimosas y otros árboles de flores blancas, veo a los pájaros más activos, al mirlo más escandaloso, a los días más largos, a los brotes de las plantas aparecer.
Espero que lo que pasó ayer en Galicia y País Vasco sea bueno para las personas que allí viven, en cuanto que sea aviso a navegantes, freno a los que pretenden uniformizar a base de excluir, portazo en las narices a los que imponen el respeto a lo propio a través del odio a lo externo. Incluso deslegitimación de los que se sienten con la categoría moral suficiente como para decidir qué es lo propio y qué es lo ajeno. De llamarle a los verdaderos paletos: "¡paletos!" Y a todos los del gremio decirles: "¡ide a traballar!"
Parece que la primavera se va abriendo paso entre las plantas de mis cuatro tiestos.
Habrá que estar vigilantes por si Bakunin tenía razón en aquello que dijo de que el poder corrompe. Habrá que conseguir la limitación de los mandatos en el tiempo y en el ámbito.
Veo las flores de las mimosas y la primavera, igual que las veía de niño en Galicia. Ahora en medio de Madrid.
La sociedad que no respete su cultura y su raíz abriéndose a las cosas buenas del mundo, no le queda más futuro que su degeneración, fruto de la endogamia.
Espero poder ver como llegan a término, al final, las zinnias, los tomates, los pimientos de Padrón, las margaritas. Y que mis hijos las vean. Aquí en Madrid. Y en Galicia.
Y cuando sean adultos, allí donde estén.
Free counter and web stats