domingo, 17 de mayo de 2009

Hoxe é o Día das Letras Galegas

Dende 1963, centenario da Edición do libro de Rosalía "Cantares gallegos" celébrase, e ela a primeira homenaxeada. Este ano adícase a Ramón Piñeiro. Góstame que en Galicia un dos festivos sexa este día.
Pero, por ser o primeiro ano meu no blog, quero deixar un pequeno exemplo do escritor galego mais grande para min: Álvaro Cunqueiro. Fixo poesía, teatro, narrativa, artigos, libros de cociña... Todo o que escribía convertíao en literatura, por moi lonxano que poidese parecer o asunto. O fantástico, se tal era, era mais real que a propia realidade. No ano 1967 saíu "Cien años de soledad", no 1963 Torrente sacaba o "Don Juan" e Cunqueiro no 1960 "Escola de menciñeiros". Digo ísto para crear polémica sobre quen fixo primeiro "realismo máxico".
Poño un poema seu:
Díxenlle á rula: Pase miña señora!
E foise polo medio e medio do outono
por entre as bidueiras, sobre o río.
O meu anxo da garda, coas azas sob o brazo dereito,
na man esquerda a calabaciña da auga,
ollando a rula irse, comentóu:
-Calquera día sin decatarte do que fas
dices: Pase miña señora!
e é a alma tua a quen despides como un ave
nunha mañán de primavera
ou nun serán de outono.

Na lista de premiados todos escreben en galego. Pero en Galicia tamén temos escritores que ainda co fagan en castelán, o seu tema, fondo e forma son totalmente galegos. Por exemplo: Wenceslao Fernández Flórez, Gonzalo Torrente Ballester, por no dicir Cela.
Deixo un enlace con unha entrevista a Torrente e outra a Cunqueiro nun programa antolóxico dos anos setenta en TVE, "A fondo". En él vese o que eu digo do carácter galego dos escritores galegos que escreben en español.
http://video.google.es/videoplay?docid=-6505872537261051866&hl=es


Desde 1963, centenario de la Edición del libro de Rosalía "Cantares gallegos" se celebra, y ella la primera homenajeada. Este año se dedica a Ramón Piñeiro. Me gusta que en Galicia uno de los festivos sea este día.
Pero por ser el primer año mío en el blog, quiero dejar un pequeño ejemplo del escritor gallego para mi más grande: Álvaro Cunqueiro. Hizo poesía, teatro, narrativa, artículos, libros de cocina... Todo lo que escribía lo convertía en literatura, por muy lejano que pudiese parecer el asunto. Lo fantástico, si tal era, era más real que la propia realidad. En el año 1967 salió "Cien años de soledad", en 1963 Torrente saca su "Don Juan" y Cunqueiro en 1960 "Escuela de curanderos". Digo ésto para crear polémica sobre quien hizo primero "realismo mágico". Pongo un poema suyo:
Le dije a la tórtola: Pase señora mía!
Y se fue por el medio del otoño
por entre los abedules, encima del río.
Mi ángel de la guarda, con las alas sobre el brazo derecho,
en la mano izquierda la calabacita de agua,
viendo irse a la tórtola, comentó:
-Cualquier día sin darte cuenta de lo que haces
dices: Pase señora mía!
y es tu alma a quien despides como un ave
en una mañana de primavera
o en un atardecer de otoño.

En la lista de premiados todos escriben en gallego. Pero en Galicia también tenemos escritores que aunque lo hacen en castellano, su tema, su forma y su fondo es totalmente gallego. Por ejemplo: Wenceslao Fernández Flórez, Gonzalo Torrente Ballester, por no decir Cela.
Dejo un enlace con una entrevista a Torrente y otra a Cunqueiro en un programa antológico de los años setenta en TVE, "A fondo". En él se ve lo que digo del carácter gallego de los escritores gallegos que escriben en español.

3 comentarios:

  1. Es cierto lo que dices de Cunqueiro y el realismo mágico. Soy un devoto suyo. Cunqueiro, el gran Cunqueiro, merecería además figurar entre los clásicos de la literatura mundial. Nadie como él -ni Borges- conjugó fantasía y erudición de modo tan magistral. Y además con esa prosa dulce, bella y poética que no tiene parangón. Durante mucho tiempo, deslumbrado, yo quise escribir como él. Porque descubrí la magia.

    ResponderEliminar
  2. No solo tú, no quisiera mentir si leí que Manuel Rivas canjeaba su obra por una página suya, como tantos escritores harían por una página del Quijote. Es de esos genios que, leyéndolo y recreando su mundo, nos hacen pensar que el dulce Paraíso pudiera estar aquí. Yo también quise escribir como Cunqueiro, pero mis letras no saben a "pan fresco". Mientras, cada vez que me cruzo con un "merliño" (mirlo), espero por si se dirije a mi diciéndome que se llama Don José.
    Saludos

    ResponderEliminar

Free counter and web stats